El Argonauta. La librería de la música.

Logotipo El Argonauta. La librería de la música
C/ Fernández de los Ríos, 50. 28015 Madrid (España)
info@elargonauta.com        +34 915439441
Beethoven: leyenda y realidad
Beethoven: leyenda y realidad.
¡Nuevo!

Beethoven: leyenda y realidad

  • ISBN: 978-84-321-2695-6
  • Editorial: Rialp, Ediciones
  • Colección: Libros de Música Rialp
  • Traductor: Joaquín Esteban Perruca y Mercedes Villar Poriz
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Formato: 21,7 x 13
  • Páginas: 365
  • Idiomas: Castellano
  • Tipo: LIBRO

Materias:

valoración (0 Comentarios)
Comenta y valora este libro


PVP 17,70 €
AGOTADO
Agotado en la editorial

Este libro está catalogado como "Agotado" por el editor. No hay existencias ni previsión de reedición a corto plazo. La editorial mantiene los derechos sobre él.

Avisar si vuelve a estar disponible.

"Hay papeles aquí y allá: reunidlos y haced de ellos el mejor uso posible, pero ateneos en todo a la verdad estricta: os hago a los dos responsables". Tales son las palabras que, al parecer, Beethoven dirigió a Schindler y a Breuning en su lecho de muerte.
Schindler las cita como una última voluntad, pero eso no le impidió apoderarse de los valiosos "Cuadernos de conversación" y destruir dos terceras partes de ellos. Y, sin duda alguna, hizo correr la misma suerte a otros documentos que le "impedían" crear un Beethoven a su gusto. Más tarde se han recogido testimonios y se han descubierto documentos que desmienten en numerosos puntos la biografía de Schindler. Sin embargo, negándose a aplicar los métodos de la crítica moderna, los apologistas de Beethoven tratan de ignorarlos. Y es que sigue habiendo románticos en nuestra época. Colocan la leyenda por encima de la verdad, pues necesitan héroes, santos, genios encarnados.
Ni que decir tiene que también para nosotros Beethoven es un héroe, pero no en el mismo sentido. Nos negamos a verlo con los rasgos idealizados de una estatua sin vida, tal como nos lo quieren presentar, y deseamos, por el contrario, contemplarlo en su lucha, en su evolución, en su verdadera miseria y en su verdadera grandeza, que poco a poco se van compensando cada vez más en un movimiento de equilibrio prodigioso. Beethoven no encontró sus verdaderos enemigos en un mundo hostil, sino dentro de sí mismo.