El Argonauta. La librería de la música.

Logotipo El Argonauta. La librería de la música
C/ Fernández de los Ríos, 50. 28015 Madrid (España)
I feel good. Las memorias de James Brown
I feel good. Las memorias de James Brown.
¡Nuevo!

I feel good. Las memorias de James Brown

  • ISBN: 978-84-96879-10-2
  • Editorial: Global Rhythm Press
  • Colección: Memorias
  • Traductor: David Fernández
  • Encuadernación: Cartoné
  • Formato: 15,5x23,5
  • Páginas: 205
  • Idiomas: Castellano
  • Tipo: LIBRO

Materias:
PVP 23,90 €
BAJO PEDIDO
Si se pide hoy, se estima recibir en la librería el 20/08/19

¡GASTOS DE ENVÍO GRATIS! si incluyes este libro en tu pedido


Un artista fundamental en la historia de la música moderna cuenta su azarosa vida. “Please Please Please” fue un grito salvaje que consagró a James Brown como encarnación de una turbulenta sacudida social y musical. Esa mítica canción apareció en 1956, más de dos décadas después de que el cantante iniciara su periplo vital y su lucha por ganarse el respeto de un mundo que nunca lo aceptó del todo. Aunque la leyenda de James Brown está cumplidamente reflejada en sus discos, en las listas de éxitos y, por desgracia, en la prensa sensacionalista, hay una historia no estrictamente cronológica que jamás se ha relatado. Es la historia de un carácter y una entereza, la historia de un negro criado en la tierra de la segregación racial que se alza contra un destino en apariencia inexorable para construirse a sí mismo como un hombre libre cuya convicción y energía sólo serían igualadas por los demonios que lo asediaban por dentro. Con un candor desconcertante, sin velar conflictos, contradicciones o tormentosos encuentros con la justicia, el hombre James Brown relata en este libro el largo viaje que, desde una menesterosa infancia, lo llevaría a la cumbre por los caminos del gospel, el R & B y el soul. Sólo él podía contar esta historia.

CONTENIDO

Prólogo, por Marc Eliot

1- A la edad de setenta años, pero con la sensación de no tener más de treinta y cinco en un mal día, regresé al teatro Apollo para dar dos conciertos en noviembre de 2003 y celebrar el cuarenta aniversario de la grabación y publicación de "James Brown: Live at the Apollo", un disco que me cmbió la vida...

2- Nací en una choza en los campos de barnswell, Carolina del Sur, y una buena parte de mis raíces son indias apaches.

3- Creo que estáis empezando a haceros una idea de cómo soy. Entender de dónde viene mi música es entender de dónde vengo yo, y para hacerlo, es necesario comprender mi cultura y el aspecto más relevante de esa cultura: la raza.

4- La música no fue el único cambio en mi vida, o lo único que me cambió la vida. Estaba desarrollando un sonido, un estilo y una apariencia personal, pero me faltaba un espejo en el que mirarme.

5- En 1963 creé mi propia empresa de producción con la única persona en la que confiaba plenamente: mi padre.

6- Siempre me ha encantado la vida en familia, y he intentado seguir sus tradiciones lo máximo posible, aunque tenía mis preferencias; como los días festivos, por ejemplo.

7- Eran tiempos de grandes cambios en la cultura popular de Estados Unidos.

8- Tan sólo unas semanas después del asesinato de Martin Luther King, recibí la autorización oficial para viajar a Vietnam, y en cuestión de días me encontré en el fragor de la batalla.

9- En 1971 realicé una gira por África y Europa, donde los problemas empresariales no eran un impedimento para que mis fans acudieran a los conciertos.

10- Los gustos del público en la música popular dieron un giro de 180 grados en los años setenta. La carga política de las canciones de los años sesenta se había esfumado.

11- La muerte de Elvis Presley en agosto de 1977 me partió el corazón.

12- Un sólo éxito puede llegar a compensar muchos fracasos. Tras participar en The Blues Brothers, fue como si el resto de mi carrera volviera a encajar en su sitio.

13- En 1990 estaba preparado para volver a hacer discos y dar conciertos, así como para retomar la grabación junto a Aretha Franklin en el punto donde lo habíamos dejado.

14- Trabajar en el mundo del espectáculo es un oficio difícil para cualquier estadounidense que sea negro y no siga la pauta marcada. Fijaos en Michael Jackson.

15- Soy y siempre he sido una persona que busca la sabiduría y la compañía de las personas buenas, a pesar de que no son fáciles de encontrar.

16- A la edad de setenta y dos años, sé lo suficiente para darme cuenta de que no puedo cambiar el mundo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información