El Argonauta. La librería de la música.

Logotipo El Argonauta. La librería de la música
C/ Fernández de los Ríos, 50. 28015 Madrid (España)
info@elargonauta.com        +34 915439441
La Escuela Bolera, vol. 3. Música en la Villa y Corte de Madrid, s. XVIII-XIX
La Escuela Bolera, vol. 3. Música en la Villa y Corte de Madrid, s. XVIII-XIX.
¡Nuevo!

La Escuela Bolera, vol. 3. Música en la Villa y Corte de Madrid, s. XVIII-XIX

  • ISBN: 22219
  • Editorial: Tañidos
  • Formato: 12,5x14
  • Idiomas: Castellano/Inglés
  • Tipo: DISCO
  • código del editor: SRD-277

Materias:

valoración (0 Comentarios)
Comenta y valora este libro


PVP 16,20 €
DISPONIBLE
SÓLO 1 EN STOCK - dato actualizado el 27/09/21 a las 20:02


Grupo Musical FRANCISCO DE GOYA, con la colaboración de Pedro Chamorro (bandurria) y Caridad Simón (laúd).

En el tránsito de los siglos XVIII al XIX, tras la crisis de la tonadilla, los "aires nacionales" se convierten en los depositarios de un lenguaje musical castizo, que reúne la gracia y la picardía de lo popular con el refinamiento de inspiración clásica, propio de esta época. En el teatro, y a pesar del éxito de la ópera italiana, comienzan a triunfar la seguidilla, el bolero y el fandango. Estos aires nacionales se trasladan a los salones y la realeza los incorpora a sus aficiones. En el Archivo de Palacio hay sainetes, tonadillas, canciones, boleros, además de otras obras para guitarra, violín y sonatas para pianoforte.
Durante el período josefino estas costumbres continuaron a pesar del dominio francés, y los bailes nacionales nunca dejaron de interpretarse en los teatros; es más, entre la aristocracia era costumbre bailar danzas de procedencia andaluza como el zorongo o algún zapateado. Si en la etapa fernandina los compositores escriben seguidillas, tiranas, polos y "aires nacionales", el músico isabelino produce canciones andaluzas.
Los bailes populares andaluces de escuela bolera, también llamados en su época, bailes de zapato o de palillos, tienen su origen, tanto en sus melodías como en sus ritmos y sus pasos danzantes, en las reuniones festeras del pueblo andaluz. De ahí se nutren los músicos, componiendo pequeñas piezas con arreglos para rondallas de guitarra, laúd, bandurria y algunas veces también el violín y la flauta. Después, los maestros de baile crean diferentes coreografías o mudanzas, para sus alumnos tanto para grupo como para solistas. Estas coreografías datan de principios del siglo XX y han llegado a nosotros a través de los maestros Otero, Segura y Pericet.
Los bailes andaluces de escuela bolera, anteriores a los bailes flamencos actuales, están inspirados generalmente en los palos del cante. Los más conocidos son: el Vito, Las Peteneras, (recogidos en vol. 1 y 2), Panaderos de la Flamenca, Los Caracoles, El Jaleo de la Macarena, La Maja Jerezana, Fandanguillo de Huelva, Soleares del Maestro Arcas y algunos más.

CONTENIDO

-Jaleo de la Macarena
-Bolero a dos voces
-Pandango
-Maja Jerezana
-Introducción y Panaderos de la Flamenca
-Polo
-Tirana Nueva
-Zapateado
-Bolero del Candil
-Fandango del Candil
-Los Caracoles
-El Contrabandista
-Introducción y Tirana del Caramba
-Seguidillas del Caramba
-Bolero de Sors
-Fandango del Reto