El Argonauta. La librería de la música.

Logotipo El Argonauta. La librería de la música
C/ Fernández de los Ríos, 50. 28015 Madrid (España)
Cuerdas del alma
Cuerdas del alma.
¡Nuevo!

Cuerdas del alma

  • ISBN: 74772
  • Editorial: JMC Music Productions S.L.
  • Encuadernación: Plástico
  • Formato: 12x12
  • Páginas: --
  • Idiomas: Castellano
  • Tipo: DISCO

Materias:
PVP 12,10 €
DISPONIBLE
Envío inmediato

Libro disponible en la librería en el momento de hacer la última actualización.



“Artista de consistentes raíces, vive en el interior de una guitarra, desde la que contempla, con curiosidad inagotable, el mundo que le rodea”, escribe el crítico y musicólogo Juan Ángel Vela del Campo en el libreto de Cuerdas del alma, el nuevo álbum de Cañizares. Y continúa: “Su apabullante formación técnica le permite afrontar sus creaciones con gran libertad y fantasía”.

Es una magnífica manera de definir a Cañizares, un artista referencial de la guitarra flamenca y española. Raíces, curiosidad, formación técnica, libertad, fantasía… Son cualidades que adornan la música de Cañizares, capaz de viajar del flamenco a la clásica pasando por el jazz o el pop, contrastadas en sus continuos recitales por todo el mundo (desde el Carnegie Hall de Nueva York a los conciertos en el Palacio Quirinale de Roma o la Expo de Aichi en Japón) y que se reflejan en su nuevo disco Cuerdas del alma, que se publica el 14 de septiembre de 2010. Es el nuevo disco flamenco de Cañizares y sucede a Suite Iberia, en el que realizó la primera adaptación para guitarra de la obra de Albéniz, ganando el Premio de la Música 2008.

Cuerdas del alma se abre con la canción que le da título, una rumba en la que la guitarra de Cañizares se apoya en el bajo de Íñigo Goldaracena, la percusión de Yoel Páez y las palmas de Rafa Villalba, Ángel Muñoz y Charo Espino, músicos que estarán con él a lo largo del disco. Después llegan las bulerías con El abismo (una demostración de virtusismo técnico y renovación armónica), las alegrías con Collar de perlas (sorprendentes desde los primeros compases), la balada Lejana (de impresionante sonido de guitarra, demostración de dominio del trémolo y profundo lirismo), la guajira con Mar Caribe (con una inspirada línea melódica que nos acerca a la música popular latinoamericana), los tangos con Puente arpegiado (con otra admirable y original introducción que marca todo el tema), la soleá por bulerías con Lluvia sin nubes (un ejemplo de preciosismo y sensibilidad en la artesanía musical), el vals Palomas (con las castañuelas de Charo Espino y las guitarras doblándose en un intrincado laberinto) y Añorando el presente (una fantasía para guitarra flamenca que cierra el álbum con Cañizares en solitario llamando a la calma).

“En este disco, Cañizares hace un trabajo de síntesis que no supone una vuelta atrás sino un enriquecimiento de lo anteriormente vivido”, afirma Vela del Campo. Cada uno de sus discos es una joya que no sabe de tiempos, ni de modas, ni de estilos. Es música destinada a permanecer porque envejece con sabiduría y calidad. Por eso, cada nuevo trabajo de Cañizares es lo más parecido a un acontecimiento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información