El Argonauta. La librería de la música.

Logotipo El Argonauta. La librería de la música
C/ Fernández de los Ríos, 50. 28015 Madrid (España)
Aman Aman. Música i cants sefardis d'Orient i Occident
Aman Aman. Música i cants sefardis d'Orient i Occident.
¡Nuevo!

Aman Aman. Música i cants sefardis d'Orient i Occident

;

  • ISBN: 58838
  • Editorial: Galileo MC
  • Encuadernación: Rústica
  • Formato: 12x14
  • Páginas: ...
  • Idiomas: Cast/Cat/Ing/Fr
  • Tipo: DISCO
  • código del editor: 13 BM 003

Materias:
PVP 10,00 €
DISPONIBLE
Envío inmediato

Libro disponible en la librería en el momento de hacer la última actualización.

El nuevo proyecto de los músicos de LHam de Foc:
Mara Aranda y Efrén López proponen una nueva visión de la herencia musical serfardita: abandonan los habituales formalismos conservadores del género y reelaboran los temas tradicionales con una mirada balcánica, griega, turca, y siempre libre y transgresora. En fin, Aman Aman no es un disco de LHam de Foc, pero es como si lo fuera...
"Aman, aman…
dame un cabello de tu cabeza
los ojos me kuzire
y djurare delantre del Dío Santo
ke otra de ti no amare
Aman, aman…"
"Aman, aman…" Una exclamación que expresa un amplio abanico de sentimientos, desde la sorpresa inesperada hasta el dolor del amor no correspondido, y que existe en todas las lenguas del Mediterráneo oriental: turco, griego, árabe, kurdo, búlgaro… pero también en el "judeo-español", lengua que tras la expulsión de los judíos de la Península en el año 1492 se insertó en el Mediterráneo oriental otomano, es decir, en la actual Grecia, Turquía, Bulgaria y la antigua Yugoslavia.
La discografía relacionada con la música sefardí es extensa, en comparación con la reducida comunidad que la produjo.
No obstante, casi todas estas grabaciones se enfocan desde la búsqueda de un imaginario medievo europeo, desconociendo una tradición viva hasta hace sólo unas cuantas décadas que incluso pervive en unas pocas personas que se encuentran hacia el final de sus vidas.
Memorias que comparten las generaciones de aquellos que habitaban los mismos barrios, que recuerdan aún los mismos hechos que marcaron sus vidas: desde el incendio de Salónica (Thessaloniki) en 1917, al movimiento comunista de Beniamín Benarógia, las nuevas modas en el vestido o en la música, o los trágicos hechos de la II Guerra Mundial, tan impactantes que su eco hizo desaparecer la identidad sefardí incluso en países que oficialmente no entraron en la guerra, como Turquía. Atrás quedaron los discos de 78 r.p.m. con la voz de Isaac Algazi de Esmirna (Izmir), o las grabaciones de Jak Mayesh de Estambul.
En Nueva York, cuando aún no se conocía en el extranjero qué estaba pasando en la Alemania nazi, Viktoria Hazzan cantaba:
"Ankl Sam ya mos yamo
Kon muncho bueno el mos trato
Tengo al Dio la esperanza
De Hitler tomaremos la venganza"
La música sefardí no se puede separar de lo que entendemos como música "turca" o "griega", algo totalmente natural en Salónica, Estambul o Esmirna en los inicios del siglo XX. Ello se debe a que la música era uno de los rasgos culturales que más unió a todas las comunidades, creando así un rico repertorio común de canciones en el cual las mismas melodías podían ser cantadas en judeo-español, griego o turco.
En Grecia la más famosa cantante de rebetiko y smirnaiko de los años treinta fue Rosa Eskenazi. Viktoria Hazzan, de la cual ya hablamos anteriormente, cantó en las tres lenguas, y las dominaba perfectamente.
Las canciones de este disco, que abrazan sonidos de Oriente y Occidente, llegan para revitalizar las viejas y débiles voces que se escuchan cada vez menos en los asilos para ancianos sefardíes de Salónica, Sofía, Estambul o Esmirna.
Son aquellas que cantaban de jóvenes para expresar todos los aspectos de la vida con sus instrumentos preferidos: kanun, ud, panderos, violines, kemençe o lauto.
Famosos músicos sefardíes participaban junto con griegos y turcos en las orquestas de la época en fiestas de todas las religiones: circuncisiones judías y musulmanas, bautizos cristianos, bodas, Purim, e incluso en la Pascua cristiana.
Escuchando el disco de Aman Aman quedé impresionado de lo bien que pueden expresar el estilo de la tradición modal del makam que constituye la base de la música de las antiguas y cosmopolitas Salónica, Estambul y Esmirna. Los cuidados arreglos crean un rico sonido -polifónico dentro de la monofonía de este estilo- que creo podría hacer más comprensibles estas músicas para la Europa occidental, la cual debería recordar que, al igual que sus instrumentos musicales provienen en su mayoría de Oriente, tampoco sus orígenes están tan lejos del Mediterráneo oriental y del sur.
La tradición sefardí morirá con los hombres y mujeres que la crearon y le dieron vida, pero creo que este disco continuará escuchándose por mucho tiempo en el futuro. Como en un juego de la memoria y el olvido, de la muerte y de la vida.(Salónica, septiembre 2006, Nikos Tzannis-Ginnerup)

CONTENIDO:

1. Sien drahmas al día
2. La galana y el mar / Ajuar de novia galana (contrafacte)
3. El rey Nimrod
4. Los guisados de la berenjena
5. Durme / Bana yücelerden seyreden dilber
6. La adúltera (yo en estando)
7. La hermana cautiva (de las altas mares)
8. Los caminos de Sirkeci
9. Las compras del rabino / Alçàcik duvar üstü
10. Ansi, ansi / Que buena que fue la hora
11. Scalerica de oro
12. Con mucha lesensia
13. Si verías a la rana
14. Las casas de la boda
15. ¿Por qué lloras blanca niña? / Kyria yefefia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información